lunes, 13 de agosto de 2012

A 27 días de la boda Álvaro no se cambia por nadie y Claudia quiere dos hijas

El vicepresidente Álvaro García Linera aseguró este sábado que en su boda con la periodista Claudia Fernández, que no se invertirá ningún recurso económico del Estado, incluido la televisación del evento, aunque si el canal estatal tiene interés de cubrirlo podrá hacerlo.

Fernández mencionó que, tras el matrimonio, se pensará recién en la concepción de hijos, aunque anunció que quiere dos hijos, con preferencia mujeres, al contrario que el vicepresidente que pretende tener sólo una hija.

“Estamos revisando textos para ver cómo podemos reforzar el que sea niña, porque sí me gustaría que sea una niña, entonces no sé, luna llena, cuarto menguante, sol radiante o sol nublado estoy averiguando todos los conocimientos que pueda haber en ciencia y en el ámbito espiritual”, precisó García Linera, entre carcajadas de todos los presentes.

La pareja brindó la mañana de este sábado una conferencia de prensa en la residencia de la autoridad donde se brindó todos los pormenores de la boda, además de los deseos y proyectos futuros de ambos después del matrimonio que se celebrará el 8 y 9 de septiembre próximos.

“Toda la actividad de nuestro casamiento, estamos en un Estado laico, corre enteramente por el esfuerzo personal y familiar y ninguna instancia del Estado, del Gobierno interviene ni apoya ni tiene por qué intervenir ni tiene por qué apoyar”, dijo la autoridad, quien no quiso revelar el gasto que junto a su pareja invertirán en la boda.

Sobre el canal estatal, que acostumbra difundir en directo o en diferido los actos donde intervienen el presidente Evo Morales y el vicepresidente, García Linera sostuvo que el “canal 7 vendrá si le llama la atención”. “No es una boda estatal, es una boda personal, entonces ningún recurso del Estado se utilizará para la realización de la boda”, acotó.

El presidente Evo Morales, en agosto del año pasado, reveló que se paga 30.000 dólares por alquilar la señal satelital a favor del canal 7. Además que el Estado cancela la suma de 3.000 dólares la hora para trasmitir señales en directo desde el área rural.

TRES CEREMONIAS

Fernández detalló que serán tres ceremonias que se llevarán adelante el 8 y 9 de septiembre con motivo del matrimonio. La primera será la ancestral que se llevará adelante en el municipio paceño de Tihuanacu, a invitación y organización de la Alcaldía, a partir de las 10 de la mañana, donde todos quienes quieran acompañarlos están invitados. La pareja anunció que el plato para ese día será un ají de fideo para todos los presentes.

La segunda se realizará el domingo 9 de septiembre en la basílica de San Francisco en el centro de la ciudad de La Paz a partir de las 15:00 horas, para lo cual también está invitado todo el público.

La tercera ceremonia será privada, después del acto religioso, a la cual están invitados sólo las familias y allegados a la pareja.

INVITADOS

El vicepresidente dio a conocer que una de las autoridades que confirmó su presencia el día del matrimonio fue el vicepresidente de Argentina, Amado Boudou, quien visitó Bolivia, junto a su novia Agustina Kämpfer, también periodista, para el bicentenario de la gesta de las heroínas de la Coronilla en Cochabamba.

Al vicepresidente argentino se suman otros presidentes de países Sudamericanos a los que recién se les hará llegar la invitación. “Veo muy difícil que alguien venga, estamos demasiado cerca, no es un tema oficial, pero por respeto y cariño estoy haciendo llegar las invitaciones”, precisó, sin mencionar nombres de qué presidentes.

ENTRE UNO Y DOS HIJOS

Fernández mencionó que, tras el matrimonio, se pensará recién en la concepción de hijos, aunque anunció que quiere dos hijos, con preferencia mujeres, al contrario que el vicepresidente que pretende tener sólo una hija.

“Estamos revisando textos para ver cómo podemos reforzar el que sea niña, porque sí me gustaría que sea una niña, entonces no sé, luna llena, cuarto menguante, sol radiante o sol nublado estoy averiguando todos los conocimientos que pueda haber en ciencia y en el ámbito espiritual”, precisó García Linera, entre carcajadas de todos los presentes.

PROYECCIONES

Ambos destacaron que, tras el matrimonio, continuarán sus actividades rutinarias, al menos Fernández que no dejará su profesión de periodista, aunque el vicepresidente anunció que estará más vigilada por la peligrosidad que pueda representar la cobertura diaria de noticias.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada