domingo, 9 de septiembre de 2012

El vicepresidente del Estado ayer unió su vida, en Tiwanaku, con la presentadora de televisión Claudia Fernández.

Por fin, se hizo realidad la boda más esperada del año: la presentadora de televisión, Claudia Fernández y el vicepresidente Álvaro García Linera, ayer unieron sus vidas con una ceremonia ancestral andina en las ruinas de Tiwanaku, donde asistió el presidente Evo Morales, ministros, viceministros, familiares e invitados especiales.

Al templete semisubterráneo de Kalasasaya, donde se celebró la boda, los novios llegaron por separado. El primero que hizo su procesión a las 10:00 fue el presidente Morales. 18 minutos más tarde llegó el novio y caminó saludando a la gente acompañado de su hermano Raúl. Cuando el reloj marcó las 10:26, arribó Claudia Fernández, muy sonriente, acompañada de sus padres, mientras hacían su procesión hacia el templo de Kalasasaya. Atrás de ellos los acompañaron los poncho rojos y ponchos verdes, que fueron aplaudidos por los asistentes.

Ritos y costumbres. Una vez que Claudia llegó al altar con sus padres, ellos entregaron a su hija en manos del novio, lo que dio paso para el comienzo de la ceremonia en aymara junto a cuatro parejas de amautas que fueron sus padrinos. Todos se sacaron los zapatos, los yatiris echaron agua, incienso, les dieron de beber, les colocaron un lazo simbado de cuero de llama. Según la tradición andina, con este lazo, la pareja no puede separarse jamás. Casi después de una hora de su ritual Claudia y Álvaro se dieron un beso como nuevos esposos, los amautas entregaron flores y colocaron en sus espaldas aguayos como símbolo de la abundancia. Luego caminaron hacia la Laguna Verde donde ambos subieron a una balsa de totora, los dos iban sentados frente a frente agarrados de la mano, solo se soltaron para saludar al público en las dos vueltas que dieron.

Almuerzo en la Plaza. En la Plaza central donde los demás invitados los esperaron, comenzaron a servirse alrededor de las 12:30 el prometido ají de fideo en vajillas de barro, además que tomaron el tradicional helado de canela, que el clima ayudó a ser consumido ya que en esta región siempre hay bajas temperaturas. La mayoría de los presentes asistió de mangas cortas por el “calorcito”.

A las 12:30, los flamantes esposos llegaron a la plaza central, les sacaron los aguayos que cargaban. En ese momento, el presidente Morales les obsequió un cargador de bebé rosado porque según la tradición si el primer bebé es mujer traerá abundancia. García Linera aceptó el regalo y bromeó con el mismo. Luego de los abrazos y agradecimientos, bailaron con los codos arriba porque si los bajaban todas sus energías se iban al suelo.

Hoy, el matrimonio religioso. A las 15:00 de hoy, Claudia y Álvaro tendrán su boda religiosa en la iglesia San Francisco y el matrimonio por lo civil será privado en casa de un familiar de la esposa.

Tiwanaku
Presencia de invitados conocidos a nivel nacional y mundial

Los premios Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel de Argentina y la guatemalteca Rigoberta Menchú se pronunciaron tras una reunión en el Palacio de Gobierno con el presidente Evo Morales, antes de asistir a la boda del vicepresidente Álvaro García Linera con la presentadora de noticias Claudia Fernández.

También estuvo presente Gloria Limpias, con su hija Mariana, la actual Miss Bolivia junto a otras modelos de Promociones Gloria. La expresentadora de Brújula Milena Fernández, Willy Zeballos, Enrique Salazar, Sixto Nolasco y Jessica Jordan junto a su novio. El maestro de ceremonia fue Rodrigo Zelaya.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada