viernes, 7 de septiembre de 2012

Llevan cerámica de Huaykuli a la boda

Publicado en Opinion

Las invitaciones del vicepresidente Álvaro García Linera y Claudia Fernández ya fueron extendidas a las diversas autoridades de Gobierno y otras amistades de la pareja.

Desde Cochabamba se trasladará una delegación de amigos y familiares. Así lo informó el hermano del vicepresidente, Mauricio García Linera. Si bien la madre sólo asistirá a la ceremonia religiosa por sus problemas de salud, los hermanos confirmaron su presencia en el templo de Kalasasaya de Tiwanaku que acogerá a 250 personas.

La hermana ya preparó todo para el viaje, principalmente las vasijas y platos para el evento social, los mismos que mandó a hacer en Huayculi, Tarata, Cochabamba.

“Están embalando todo para llevarlo. Mi mamá ya salió hoy (por ayer jueves) hacia La Paz pero por la altura no irá a la ceremonia del sábado”, manifestó.

También se refirió al momento más íntimo que tendrá la familia en una recepción que será el domingo para celebrar la unión matrimonial. Finalmente explicó que los tíos no podrán ir al evento porque son mayores pero en su representación estarán sus hijos.

Segun el portal Web de los novios se espera que el vicepresidente de Argentina, Amado Boudou, confirme su participación en la boda ancestral.

Ya aceptaron asistir a la ceremonia la diva y Miss Bolivia Universo 2005, Desirée Durán, y diez modelos de Promociones Gloria, como Alexia Viruez (Miss Bolivia 2012) y Yessica Mouton (Miss Bolivia 2011). Otro que figura en la lista es el alcalde de Warnes, Mario Cronenbold, aliado del MAS, así como los 30 empresarios que conforman el directorio de la Cainco.

2 grupos se encargan del arreglo personal

Promociones Gloria y el estilista Marcelo Ruiz se encargarán del arreglo personal de la novia para las dos ceremonias.

Sus requerimientos se basaron principalmente en un estilo sencillo y natural. El evento religioso estará organizado por Jimena Jiménez.

El Jakichahui en el sitio arqueológico


El sábado, Kalasasaya será la primera parada de la pareja, donde se ofrecerá una wajta; después se dirigirán a Akapana, que es el centro mismo de Tiwanaku, y luego vendrá Pumapunku. En lo más alto del centro arqueológico, los novios se comprometerán entre sí. Ahí dejarán de andar solos, para caminar juntos. Antes de llegar a Akapana, la pareja se mudará de ropa y zapatos, “porque cambiarán de condición y de intención”. Así se pide permiso a la Pacha o tierra, ese permiso se traduce en la lectura de hojas de coca para la ceremonia que se llama Jakichahui, que significa hacerse gente en la cultura aymara.
El ritual previo al matrimonio

Irpaq’a y ap’jatha, son las sorpresas de los tiwanaqueños para la pareja. La primera resume la pedida de mano del novio a la novia, la ap’jatha es el regalo que prepara la población para el futuro matrimonio; es un presente que tiene significado en la nueva pareja porque “son cosas que les van a servir en su nueva vida”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada