lunes, 8 de diciembre de 2014

García Linera afirma que la justicia "está podrida"

El Vicepresidente, Álvaro García Linera, afirmó que la justicia en Bolivia está podrida y detalló que reflejo de eso son las irregularidades en los procesos que afronta la población en cada juzgado. Instó a sancionar de una vez a los magistrados suspendidos del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP).

"Hemos criticado la retardación, hemos criticado las chicanerías. Hay que acabar de una buena vez con el juicio, sancionando, sino es lo de nunca acabar. Para bien o para mal que la justicia llegue pronto (...) El fondo es que la justicia está podrida, que la justicia está mal", enfatizó en puertas de Palacio de Gobierno.

García Linera, que quedó fuera del proceso contra los magistrados al anticipar criterio, expresó la necesidad de una acción rápida por parte del Tribunal de Sentencia del Senado y garantizó que "si los procesados renuncian, aquí se acabaría todo".

Mandó a comerse su reloj a Jorge 'Tuto' Quiroga, que denunció en repetidas ocasiones que el proceso contra Ligia Velásquez, Gualberto Cusi y Soraida Chánez es político. "Primero que se coma su reloj para tener autoridad moral, es una persona que habla de lo que sea", dijo.

La autoridad, además, condenó la determinación de los magistrados del Tribunal Agroambiental Plurinacional, que definieron la pasada una vacación colectiva para sus funcionarios por las fiestas de año, determinación contraria a la Ley de descongestionamiento judicial.

"Yo tengo que lamentar esas actitudes, la justicia no está bien, no solamente porque hay retardación de justicia sino porque no hay un compromiso serio con resolver los problemas que la afectan", aseveró la autoridad.

Caso Alexánder

El Vicepresidente dijo que la muerte del bebé Alexander, de ocho meses, revela la ineptitud al interior de lagunas instancias gubernamentales que deben precautelar el bienestar de los menores. Pidió propuestas para superar las deficiencias terribles en los sistemas.

"Estamos atentos a lo que establezca la fiscalía, la muerte del niño ha revelado la debilidad y la ineptitud de varias instituciones y eso hay que asumirlo con franqueza, no hay porqué esconderlo. Ese niño ha muerto por inoperancia, por ineptitud, por maltrato y encima pasaron tres semanas y no sabemos por qué ha muerto", reflexionó García Linera.

Deploró también el paro anunciado por los trabajadores de salud por el proceso que se les sigue a sus compañeros en ese caso. Señaló que ese tipo de medidas demuestra un "corporativismo cerrado que demuestra que les vale un comino la salud de la población".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada