lunes, 29 de diciembre de 2014

Vicepresidente afirma que las elecciones subnacionales no comprometerán el futuro del país

“Las elecciones que vienen no ponen en juego el proyecto de país, eso ya se resolvió en octubre”, afirmó el Vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, en una entrevista realizada por Eduardo Godoy y difundida, este domingo, por el Sistema de Radio Televisión Popular, RTP.

“En octubre se decidió el proyecto de país y en marzo de 2015, se decidirán liderazgos locales y su manera de vincularse con el gobierno nacional”, añadió.

El mandatario de Estado explicó que en las elecciones subnacionales se sabrá en qué lugares del país se debe trabajar más en la formación de líderes locales, pese a que se cambió y formó líderes para la conformación de la Asamblea Legislativa Plurinacional, considera que es “insuficiente” y no se puede dejar de lado la formación de líderes en las organizaciones sociales.

“Se tiene más poder en una organización social que en el Estado o en el parlamento, se tiene más poder en una federación o confederación que estando en una alcaldía, porque los lineamientos de política pública los dan los movimientos sociales”, agregó.

Asimismo, se refirió a que lo importante es que “independientemente del partido que gane en cada municipio, es que tengan un buen vínculo con el gobierno nacional”, con el fin de caminar hacia la construcción porque no es tiempo de “enfrentamientos”, complementó.

Por otro lado, García Linera afirmó que la crisis económica internacional no afectará en gran manera al país porque al haberse nacionalizado los hidrocarburos y las empresas estratégicas, el Estado controla el excedente económico, además, que se crearon empresas estatales eficientes que “aún pueden generar ganancias” y se optarán por acciones contracíclicas como invertir más en producción, dijo.

“Nuestro crecimiento económico se debe a la retención y distribución interna del dinero que genera una dinámica económica en la producción y en la exportación. Si falla las exportaciones, como motor, el motor del mercado interno sigue andando con la producción”, explicó. A esto se suma que Bolivia es un país austero “lo que permite que la economía siga funcionando”, agregó.

Respecto al crecimiento de la industria, el vicepresidente señaló que en 2005, la economía boliviana medía 8.500 millones de dólares y que el 16 % de este monto lo generaba la industria; en 2014, la economía creció a 32 mil millones de dólares y la industria aún genera el 16 % de este monto, “pero en realidad creció”, enfatizó.

“Se tiene prevista una inversión pública de 6.500 millones de dólares en 2015” y se destinará gran parte de este monto a producción, indicó, además de incentivarse la inversión mediante créditos con bajas tasas de interés y “lo que estamos trabajando es la posibilidad de obtener un crédito productivo con garantías no convencionales”, como maquinaria, mercadería y otros, señaló.

Respecto al sistema de justicia, el vicepresidente admitió que el gobierno se equivocó al implementar el sistema de preselección de los candidatos que no solo debe estar en manos de los diputados sino también de las universidades y los colegios de abogados.

“Nosotros apostamos a que mediante la elección de las autoridades de justicia íbamos a mejorar y resulta que no. El remedio que propusimos, de la democratización, a la podredumbre de la justicia, ha fallado”, especialmente en la preselección, explicó.

Algunos abogados plantearon el cambio de la Constitución Política del Estado para realizar otra elección; otra opción sería suspender “a la mayor parte de los tribunos que tengan denuncias probadas de incumplimiento de deberes o de corrupción y hacer una nueva elección cuya preselección esté a cargo de universidades y colegios de abogados para que se instituya la carrera meritocrática”, enfatizó.

“También, hay que cambiar la currícula en las universidades, se les enseña la lógica del estancamiento, casi la complicidad con el prevaricato, con las chicanerías. Además, de lograr un compromiso ético para trabajar”, complementó.

En cuanto al tema de salud, García Linera afirmó que se trabajará para la construcción de hospitales de cuarto nivel de especialidad en La Paz, Tarija, Santa Cruz y Cochabamba, la construcción de hospitales de tercer nivel en las capitales pequeñas, y el seguro universal.

La autoridad, a manera de reclamó al Ministerio de Salud, destacó la implementación de los centros de telesalud que, mediante el uso del satélite Túpac Katari y unos equipos sofisticados, facilitan la atención y diagnóstico de pacientes, especialmente, en áreas rurales.

“El paciente del campo se acerca al médico del lugar, que no es especialista, pero que le hace los exámenes y estos son vistos por el especialista, por ejemplo, en la ciudad de La Paz” e indica el tratamiento y/o solución a la afección del mismo, y si es necesaria una cirugía, se facilita el traslado del paciente a la ciudad, explicó.

García Linera aclaró que la Caja Nacional de Salud depende de los trabajadores y no del gobierno, “si nos dieran la autorización de intervenir para poner las cosas en regla e invertir mucho dinero, lo haríamos”, aseveró.

“Cambiar las cajas de atención médica, seguro universal, hospitales de tercer y cuarto nivel, formación de especialistas y producción de medicamentos son medidas de impacto que deben desarrollarse”, añadió.

Finalmente, la autoridad se refirió a la demanda marítima que está basada en una cultura del mar que data desde hace cuatro mil años, “nos lo arrebataron mediante una invasión injusta y los bolivianos hemos optado por la vía de apelar a tribunales internacionales y esto despierta mucha simpatía en el ámbito internacional”, explicó.

“Nos apoya la historia, la justicia, la legalidad y la solidaridad mundial. Nosotros apelamos a las leyes internacionales y esto muestra a Bolivia como un país que vive en el siglo XXI y a Chile, que rechaza esta apelación, como un país que vive en el siglo XIX. Confiamos en que el tribunal de La Haya nos va a favorecer”, agregó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada