jueves, 26 de febrero de 2015

Rigoberta Menchú y Álvaro García Linera se reunieron en la Vicepresidencia


“Es un placer tenerla aquí, con nosotros, de todo corazón”, manifestó, anoche, Álvaro García Linera, Vicepresidente del Estado, con un fuerte apretón de manos al dar la bienvenida a Rigoberta Menchú, premio Nobel de la Paz, en 1992, quien visitó a la autoridad boliviana para tratar varios temas, entre ellos la demanda marítima.

“Esta fue una reunión de información sobre la demanda boliviana en una salida al mar y en está no solo estoy involucrada como persona, sino como institución del premio Nobel y la fundación. Necesitamos la información concreta y saber qué va a pasar”, expresó Menchú a la salida de la reunión, en la que también participó el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

La guatemalteca destacó la voluntad que se tiene para el diálogo, “una mesa de negociación, que se encuentre una salida perdurable” y que todos entreguemos un poco para favorecer “el desarrollo integral de los pueblos de Bolivia y Chile”, complementó.

Asimismo, Menchú señaló que en Bolivia existe un gran consenso para lograr una salida al mar “porque ningún pueblo puede quedarse aislado de las comunicaciones globales del planeta y vemos que todos los países del mundo tienen derecho al mar y el mar es significativo para el desarrollo integral de un país”, explicó.

Además, indicó que la relación entre Bolivia y Chile a la que ha identificado como “un mar de comunicación entre los pueblos, entre las iniciativas, entre el desarrollo integral y hoy hay condiciones para un diálogo que es lo más hermoso de este proceso, porque ha quedado muy claro la voluntad de Bolivia en el diálogo y que Chile tiene que ceder en sus posiciones”, agregó.

Rigoberta Menchú Tum es una líder indígena proveniente del grupo maya quiché, que se dedicó a la defensa de los derechos humanos desde muy joven, mientras que en su país existía un enfrentamiento entre la guerrilla y el gobierno, además, participó en la pacificación de esta época, lo que despertó el reconocimiento de todo el mundo para su persona.

Su lucha pacífica y perseverante labor fue valorada por la Unesco y la nombraron embajadora de buena voluntad, por lo que recorre los países del mundo con un mensaje de paz y armonía, pero a la vez de búsqueda de la justicia y de denuncia de los abusos a los derechos humanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada