viernes, 22 de enero de 2016

García Linera: El proceso de cambio en Bolivia no tiene "rival" ni "oposición"

El vicepresidente Álvaro García Linera aseguró hoy, en la ciudad de La Paz, que el proceso de cambio, instaurado en Bolivia en 2006, no tiene "rival" ni "oposición" porque fue capaz de cumplir los objetivos trazados y proyectar otros nuevos de pleno consenso, frente a los cuales no hay otro proyecto diferente.
"Qué propuesta distinta de economía tiene la oposición, qué propuesta distinta de Estado, de país, ninguna, no tiene propuestas, no tiene ideas", dijo en su discurso durante la sesión de homenaje a los seis años de creación del Estado Plurinacional de Bolivia.
Recordó que la denominada revolución democrática y cultural "ininterrumpida" en los últimos diez años cumplió con la nacionalización de los recursos naturales y la construcción de un nuevo Estado Plurinacional, pero fue más allá al plantearse un horizonte de época mediante la Agenda Patriótica 2025 y el Plan de Desarrollo Económico hacia 2020.
García Linera cuestionó que algunos políticos en Bolivia reclamen una política de Gobierno ante la crisis económica, cuando el Ejecutivo ya previó esa situación y diseñó un plan de exportación de electricidad, ampliación de la frontera agrícola, canalización de créditos para el sector productivo e incremento de inversiones.
"Estábamos preparados y el remedio anticipado protegió de la enfermedad de la recesión económica (a Bolivia) que afecta a los países hermanos", mencionó.
La crisis económica internacional ya lleva 18 meses repercutiendo en las economías de los países del mundo, que se expresa también a través de la baja del precio del crudo, que recientemente llegó a su punto más crítico.
Según García Linera, en la actualidad Bolivia está unida y tiene un horizonte rumbo al cual hay que avanzar cuidando lo que se logró hasta ahora y siguiendo el futuro de bienestar. "Bolivia es grande y será más poderosa con el esfuerzo de todos los bolivianos", dijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada