sábado, 25 de febrero de 2017

García Linera: Casa Grande del Pueblo es el reflejo de la grandeza de Bolivia

El vicepresidente Álvaro García Linera, comparó la fortaleza actual de Bolivia con los 28 pisos de su nueva casa de gobierno en construcción, contigua al decimonónico Palacio Quemado, en el corazón de La Paz, infraestructura donde realizó la tradicional ofrenda a la Madre Tierra (Pachamama en aymara) al arrancar este viernes de los festejos de 4 días de los carnavales bolivianos.

"Este edificio simboliza la fuerza del pueblo boliviano, su capacidad, su altura, su esperanza", remarcó.

García Linera urgió a los constructores, presentes en el ritual de la cha"lla (ofrenda) a concluir la edificación, hoy mismo en obra gruesa, en un plazo perentorio de 9 meses, es decir en las postrimerías de 2017.

"Tienen 9 meses para construir y el presidente Evo (Morales), cuando de su informe a la Asamblea (Legislativa) el día 22 de enero de 2018, junto con el pueblo, con nuestras organizaciones sociales, con los trabajadores, con fabriles, con campesinos, con mineros, con la juventud tan bella, con las personas mayores, vendrá aquí a inaugurar esta casa del pueblo", puntualizó.

La Casa Grande del Pueblo, como se designará a la nueva casa del gobierno de Bolivia será la mayor edificación del Estado, hasta 5 pisos más alta que el edificio del emisor Banco Central de Bolivia, construido en 1978.

La construcción, por privados, de la Casa Grande del Pueblo demandará hasta su conclusión de poco más de 30 millones de dólares, según datos extraoficiales.

Un grupo de amautas presidió la ofrenda, a la que García Linera y funcionarios llegaron en medios de bailes y música autóctona.

El Ministerio de Trabajo declaró asueto hasta el tradicional martes de Ch"alla y este viernes homologó excepcionalmente horario continio laborable sólo hasta las 15h00.

La Casa Grande del Pueblo reemplazará, a fin de año, al Palacio Quemado, cuyas fundaciones construyeron en 1558 mitayos indígenas con pedrones trasladados desde la población de Tiawanacu, con dineros financiados por el Virreynato de Lima.

El Palacio de Gobierno boliviano fue incendiado el 25 de mayo de 1875 por opositores al régimen del entonces presidente Tomás Frías.

Su reconstrucción data del lapso 1875-1885. En los 10 años que duró la obra, Bolivia se gobernó desde el Palacio Chico, que albergó hasta los años "90 del siglo XX a la oficina de correos en La Paz y, ahora último, al Ministerio de las Culturas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada