Alvaro Garcia Linera y Claudia Fernandez

martes, 30 de septiembre de 2014

García Linera recomienda a la oposición preparar una alternativa de país para 2019



El candidato vicepresidencial por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Álvaro García Linera, recomendó este martes a los partidos de oposición preparar en los siguientes cinco años una propuesta alternativa de país y presentarse en los comicios de 2019, porque en la actualidad carecen de propuestas.

"Recomendar que conozcan Bolivia, estén menos en Estados Unidos, que caminen más en los barrios, dejen de estar en sus empresas y les garantizo que en ese contacto con la población estos cinco años que van a ser oposición va surgir ideas distintas para que en 2019 se presenten otra vez a la candidatura con algo nuevo y una alternativa porque la población lo necesita", dijo.

En entrevista con la televisora ATB, García Linera lamentó la falta de un plan de gobierno de los partidos de oposición que están en carrera electoral rumbo al 12 de octubre y calificó esa carencia de "deprimente" para el electorado.

Criticó que en ocho años, tiempo que tiene la administración del presidente Evo Morales, la oposición no fue capaz de generar un proyecto, distinto al "viejo pasado privatizador" o el "proceso de cambio".

Justificó; sin embargo, esa ausencia porque no tuvieron la inteligencia, el compromiso y el conocimiento de Bolivia.

"Recomendarles que se esfuercen estos cinco años es necesario para Bolivia desde la oposición que emerjan proyectos alternativos", mencionó.

El candidato del MAS manifestó que en la actualidad el país tiene "un horizonte de época" que es "insuperable", el que se basa en tres pilares: economía plural, autonomía e igualdad con los pueblos indígenas.

García Linera también convocó a los militantes del MAS que se alejaron del partido a "regresar a casa" y adelantó que serán recibidos con los "brazos abiertos" porque el proceso de cambio no es un procesar partidario es "un proyecto estatal nacional".

Junto al MAS, pugnan por llegar al Gobierno para la gestión 2015-2020 el Movimiento Sin Miedo (MSM) que postula a la presidencia a Juan Del Granado, Unidad Demócrata (UD) a Samuel Doria Medina, Partido Demócrata Cristiano (PDC) a Jorge Quiroga y el Partido Verde (PV) a Fernando Vargas.

Consultado qué opinión tiene de sus contendores en el proceso electoral que vive el país, indicó que Doria Medina es "un empresario que privatizó empresas estatales" y que quiere volver hacerlo, de Quiroga señaló que es "un privatizador de refinerías" y que quiere volver a aplicar esa política con otras empresas a través de las libretas de acciones.

De Juan Del Granado manifestó que es "un melancólico de los tiempos del MNR y aseguró no conocer a Vargas, aunque dijo que debe estar más cerca de los ambientalistas y más lejos de los terratenientes.

El también vicepresidente de Bolivia pidió, primero, a la población que participe en las elecciones porque el 12 de octubre "se define el futuro de Bolivia" y después demandó el apoyo al MAS porque -dijo- "hemos cumplido lo prometido" y citó la nacionalización de los hidrocarburos, la Asamblea Constituyente y la mejora de la economía.

Finalmente, señaló que la actual propuesta del partido gobiernista es convertir a Bolivia en una potencia regional a partir de cuatro pilares: industrialización de materias primas, economía del conocimiento, producción de alimentos y más igualdad.

lunes, 29 de septiembre de 2014

Video Álvaro García Linera será entrevistado el martes 30 de septiembre a las 7:00 en la 1ra de ATB

García Linera planteó 4 metas del MAS como plan de gobierno

El vicepresidente del Estado y candidato a la Vicepresidencia por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Álvaro García Linera, participó en el programa El Poder del Voto de la red televisiva PAT y definió cuatro objetivos principales que conforman el paquete central de la propuesta programática para el mandato del MAS entre 2015 y 2020.
La industrialización de materias primas, la economía del conocimiento para exportar al mundo, convertir a Bolivia en el centro energético del continente y la distribución de la riqueza e igualdad son los cuatro objetivos principales que el candidato a la Vicepresidencia destacó en el programa televisivo, en el que además respondió a consultas de tres panelistas: Marcelo Silva y los periodistas Lorena Ribera y Ezequiel Serres.


"Nuestro objetivo es que el año 2020 la economía (de Bolivia) mida 100 mil millones de dólares (...). Estamos diversificando la estructura productiva a partir del gas y eso va a generar otros empleos”, detalló sobre la industrialización.

Además se refirió a que el camino para que el país se convierta en el centro energético del continente se centra en el gas, el litio, la energía eléctrica y el abastecimiento de estos recursos al continente de forma diversificada.A ello se suma la fundición de minerales y creación de empresas. Lo que a su vez creará una oportunidad para la distribución de la riqueza y las oportunidades de igualdad.
"Vamos a convertirnos en el centro energético del continente y un centro productor de alimentos para el mundo” aseveró.


La economía del conocimiento, según explicó García Linera, se refiere a becas para estudiantes que regresen al país, la creación de la Ciudadela del Conocimiento, para centenares de profesionales en la cual se crearán ideas y tecnología.

Sobre el tema de salud anunció que para los siguientes días se establecerá un sistema de "tele salud”, para atender vía satélite a personas de áreas alejadas, además de la implementación del Seguro Universal.
Sobre la seguridad ciudadana anunció que se debe implementar la tecnología del G-77 para reducir esa problemática. Además habló de un plan para taxi o minibús seguro, que tendrían cámaras incorporadas.
Sobre el tema de justicia, el candidato a la Vicepresidencia por el MAS, dijo que se tiene que establecer la Ley de Procedimiento Penal que determine plazos fijos para el procesamiento de las personas, pero no planteó una reforma a la Constitución Política del Estado.
El Vicepresidente candidato manifestó que el 12 de octubre Bolivia escogerá entre dos caminos: el de la industrialización, de un país como centro energético y generador de conocimientos; o el retorno al pasado si el país regresa a la privatización.

viernes, 26 de septiembre de 2014

García: La oposición es un fracaso total

El vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, atribuyó a “un fracaso total” la estrategia de la oposición de atacar con mentiras a él y a su familia con el afán de debilitar al Movimiento Al Socialismo (MAS), rumbo a las elecciones generales y de representantes supraestatales del 12 de octubre.
“En la confrontación de ideas o de propuestas para el país, ellos (la oposición) no tienen nada que decir, son un fracaso total”, dijo García Linera en una entrevista que le hizo la televisora Cadena A.
El Vicepresidente y acompañante de fórmula del presidente Evo Morales, que va a la reelección, señaló: “He soportado a lo largo de las campañas electorales esta focalización en mi persona para intentar debilitarnos y mi respuesta siempre es muy contundente: mis actos demuestran lo que soy, mis ideas, mis percepciones”.
Recordó que para las elecciones de 2005 se dijo que él era un terrorista y ahora que es adinerado y que su familia fue beneficiada por el cargo que tiene, lo cual es mentira.
Incluyó a esto las versiones de que su hermano Raúl García Linera tenía supuestos contactos con la célula terrorista que intentó asesinar al Presidente y que fue desarticulada en 2009.
“Raúl García es mi hermano, el día que se hizo la intervención al hotel Las Américas (en Santa Cruz), estaba en La Paz, en su casa, con su esposa y con sus hijos. Raúl García no es funcionario del Gobierno, no sabía nada del caso del hotel Las Américas. Quien estaba al mando del seguimiento, a partir de un soplón que nos dio las primeras pistas y que no le creímos, era el Ministerio de Gobierno con un equipo especial”, recordó el Vicepresidente.
García Linera señaló que esta acción fue el último aleteo de una derecha radical que había tomado gran parte del territorio nacional para consolidar el golpe cívico prefectural en 2008.
“Faltaba un empujoncito, Evo y Álvaro afuera, porque no controlábamos más de la mitad del territorio”, comentó.