viernes, 22 de febrero de 2013

García Linera asegura que las nacionalizaciones trajeron 'grandes' ingresos a Bolivia

El presidente en ejercicio, Álvaro García Linera, aseguró el viernes que la política de nacionalización, ejecutada desde 2006, trajo grandes ingresos para Bolivia, en alusión a una publicación de la Fundación Milenio, donde se afirma que esa política de Estado endeudó al país con más de 1.147 millones de dólares por indemnizaciones.

En una conferencia de prensa dictada en Palacio Quemado, en La Paz, García Linera afirmó que la Fundación Milenio está 'equivocada' con esos datos y precisó que las indemnizaciones por esa política no sobrepasan los 1.000 millones. 'Entonces información que daba especulativamente Milenio está equivocada, se le puede pasar la lista del dinero que se ha indemnizado por las nacionalizaciones, pero está claro que no llega a los mil millones de dólares', dijo.

El Gobierno del presidente Evo Morales recuperó para Bolivia al menos una veintena de empresas de distintos rubros, filiales de capitales extranjeros, entre ellas, petroleras, mineras, cementeras y eléctricas, desde la gestión 2006, año en que inició su primer mandato después de una elección histórica con más del 54% de los votos.

García Linera informó que entre las indemnizaciones más importantes por la nacionalización se encuentra la de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel) y la de Transredes, ambas sumaron un resarcimiento de al menos 300 millones de dólares. En el caso de Entel, precisó que esa empresa con un año de ganancias pudo pagar su indemnización.

'Se ha indemnizado a Entel con cerca de 100 millones de dólares, a Transredes con poco más de 200 millones de dólares, son las dos indemnizaciones fuertes, después son pequeñitas', detalló al recordar que algunas nacionalizaciones aún se encuentran en etapa de litigio. 'Pero más allá de eso, que es lo fundamental, las nacionalizaciones le han traído a Bolivia grandes ingresos' agregó.

Dijo que otro claro ejemplo son las ganancias generadas por la nacionalización de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), que en 2012 generó una utilidad de histórica al sobrepasar los 4.200 millones de dólares. Recordó que esa empresa cuando estaba capitalizada sólo entregaba al Estado alrededor de 670 millones de dólares.

'Gracias a estas nacionalización tenemos dinero para carreteras, para municipios, para bonos. Nacionalizar es una bendición para los pueblos porque les permite el control y uso de sus riquezas', afirmó. En esa dirección, García Linera convoco a mandatarios de otros países a replicar esa política en beneficio de los pueblos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada