sábado, 5 de noviembre de 2016

García Linera: Hoy el 'Che' estaría feliz de ver un otro continente

“Seguramente hoy el Che estaría muy feliz de ver un otro continente, con problemas, pero ya el embajador norteamericano en otros países, es un embajador más, a quien se trata con respeto pero cuya palabra vale lo mismo que un estornudo de cualquier ciudadano”.

Con esas palabras, el vicepresidente Álvaro García Linera recordó el viernes en la noche los 50 años de la llegada del comandante Ernesto ‘Che’ Guevara a Bolivia, evento que se realizó en instalaciones de la Vicepresidencia.

Participaron del evento ministros de Estado, representantes de organizaciones sociales, asambleístas nacionales, representantes diplomáticos venezolanos y también la hija del presidente de Cuba, Raúl Castro, Mariela.

“Nunca antes el continente latinoamericano había avanzado tanto en tan poco tiempo en cuanto a soberanía y dignidad de sus gobiernos y sus pueblos”, dijo García Linera al asegurar que si el ‘Che’ estuviera vivo, hubiera dejado las armas para unirse a la lucha ideológica en defensa de la soberanía y en contra del sabotaje del imperialismo que hoy ataca a países progresistas como Venezuela.

En ese marco, el Vicepresidente dijo que El principal escenario de guerra hoy es Venezuela donde existe un intento de conquista y retoma de iniciativas a favor de Estados Unidos, acciones que deben ser respondidas bajo la bandera de la democracia.

Casi al final de su exposición, García Linera dijo que recuerda a Ernesto Guevara como una persona que luchó por todos, que nunca estuvo tranquilo mientras otros estaban sufriendo y que dedicó su vida a buscar la igualdad en el mundo. “Recordar al Ché hoy, es estar con Venezuela”, puntualizó.

El 'Che' Guevara, oriundo de la ciudad argentina de Rosario, llegó por primera vez a Bolivia en 1953. En 1955 conoció a Fidel Castro y su hermano Raúl en México con quienes entabló amistad y participó de la decisiva batalla de Santa Clara en 1958 y la posterior toma de La Habana en 1959.

En 1966 reapareció comandando una guerrilla en Bolivia, entre marzo y octubre de 1967 combatió y el 9 de octubre de ese año por la mañana el gobierno anunció la muerte del 'Che' en combate.

La noche fue amenizada con la música revolucionaria interpretada por Álvaro Flores que por varios minutos unió a los presentes mediante los coros y los aplausos que retumbaron el hall de la Vicepresidencia.

El ejecutivo de la Confederación Sindical çÚnica de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb), Feliciano Vegamonte, recordó la herencia ideológica que dejó el ‘Ché’ y afirmó que es necesario mantenerse de pié ante la arremetida del imperialismo.

“La llegada del héroe Ernesto Che Guevara fue uno de los inicios y gran revolución quienes nos organizamos política e ideológicamente, esperanzados en ese gran legado de nuestro héroe para luchar en defensa de nuestro territorio y recursos naturales, buscando esa justicia social para las futuras generaciones”, dijo.

El imperio trata de imponer políticas que no son de acuerdo a nuestra realidad y por ello es necesario que los movimientos sociales se movilicen y mantengan los principios de la lucha sindical y la unidad, acotó.

El representante de la Central Obrera Boliviana (COB), Adrián Quelca, aseguró que los procesos revolucionarios en América Latina, al igual que en Bolivia, no serán detenidos por nadie. Es posible construir una nueva sociedad sin explotados ni explotadores, esa era la mentalidad del revolucionario Ernesto Guevara, mencionó.

En la oportunidad se presentó una Declaración Camaral del Senado a la embajadora de Venezuela en Bolivia, Crisbeylee González, que manifiesta el respaldo del Gobierno boliviano a al pueblo venezolano ante la violencia generada por la oposición que trata de generar un golpe parlamentario al presidente de ese país, Nicolás Maduro.

La embajadora González agradeció por el homenaje que se rindió al pueblo venezolano quien, aseguró, jamás claudicará en su lucha por mantener defender la democracia que trata de ser quebrada por unos cuantos opositores.

En Venezuela hay una guerra económica descomunal y Nicolás Maduro tuvo que enfrentar en estos tres años la peor de la crisis que enfrentamos en la historia de la República. “No hay algo con lo que podamos comparar lo que ahora nos está pasando”, acotó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada